Palabras a los liceanos

Palabras a los liceanos

Category : información

Liceanos:

                Con mucha fe habíamos esperado este día para poder volver a reencontrarnos, sin embargo ello no ha sido posible por las razones que creo todos entendemos.

                Todas nuestras expectativas respecto al mejoramiento de las condiciones de la pandemia se han visto superadas por la terrible realidad que a cada minuto- cuando vemos crecer el número de contagiados y las cifras de fallecidos – nos abofetea y nos recuerda que nos encontramos viviendo tiempos únicos e impensados para el siglo XXI.

                Día a día hemos ido enterándonos de las especiales características del Covid-19, su velocidad de mutación y surgimiento de nuevas cepas, su agresividad y capacidad de contagio, su alta letalidad y las múltiples secuelas que produce en el organismo de las personas que se han contagiado y superado la enfermedad, secuelas que seguramente deberán arrastrar por meses y quizás por el resto de su vida.

                También en nuestra comunidad hemos vivido de cerca la peligrosidad de las secuelas que encierra el Covid-19, en especial el TIMS (Síndrome Inflamatorio Multisistémico) que ha cobrado la vida de uno de los nuestros, nuestro estudiante Sr. Emilio Alonso Rocha Navarrete Q.E.P.D. Miembro de una familia de esfuerzo proveniente de otra región y que había elegido nuestra ciudad para mejorar sus condiciones de vida y a nuestro Liceo para ayudarle en la concreción del  proyecto de vida de Emilio.

                Por ello y porque entendemos la peligrosidad que entraña el Covid-19, aceptamos con resignación la decisión de la autoridad de postergar el inicio de las clases presenciales hasta que las  medidas aplicadas por la autoridad sanitaria, en especial la vacunación masiva, permitan una cierta garantía de que la vida estará en menor riesgo  que en este momento. Entendemos que al tomar esta decisión dolorosa, se privilegió la vida y la salud, que debe ser siempre  lo más importante.

                Cuando se decida el regreso a clases presenciales  estaremos preparados para recibirlos de nuevo en su Liceo. Ya nos hemos estado preparando desde  el año pasado y tratando- no sin dificultades- de organizarnos para ofrecerles la garantía de asistir a clases en un ambiente seguro, en que las posibilidades de contagiarse se reduzcan lo más posible.

                Mientras tanto les insto a participar activamente en todas las clases que sus profesores están dictando vía  on line y/o venir al Liceo a buscar sus materiales de estudio en la eventualidad de tener problemas de conectividad y cumplir cabalmente con las actividades que ellos hayan diseñado para que Uds. puedan aprender. Todos ellos hacen un gran esfuerzo diariamente para interesarlos y motivarlos  a participar en sus clases.

                Han debido aguzar el ingenio para enseñar en un ambiente y con herramientas para cuyo uso, muchos no estaban preparados, pero han hecho un esfuerzo honesto por adaptarse a las nuevas condiciones de la enseñanza. Lo han hecho porque cada uno de Uds. les importa, porque les respetan y les agradecen el habernos honrado eligiendo  a nuestra institución para ayudarles en su formación. Esa muestra de confianza la valoramos profundamente y ello nos motiva para seguir tratando de mejorar la calidad de educación que les entregamos.

                Como institución seguiremos procurando  estar  a nivel del colosal reto que la pandemia nos seguirá imponiendo. Educar en contingencia sanitaria nos ha puesto un desafío pedagógico inédito, procurar estrategias, contenidos y actividades relevantes para que los estudiantes consigan aprendizajes.

Nosotros, como maestros, nos seguiremos esforzando  por aprender de la contingencia, procuraremos verla como una oportunidad para aprender  enseñando y mientras enseñamos, dándonos cuenta de nuestra ignorancia y tratando de remediarla.

A todos Uds. les pido, también,  tener una actitud responsable que ayude en el control de la pandemia. Ser solidarios, generosos,  preocupados no sólo del cuidado de sí mismos sino también del otro, ser responsables por lo colectivo. Comprender que debemos aprender de las circunstancias, trabajar juntos y valorar el privilegio de la vida. Solo  así podremos superar el formidable desafío que nos ha impuesto esta pandemia.

                                                                                                        Hasta que volvamos a encontrarnos

                                                                                                              EUGENIO GONZÁLEZ OYARZÚN

                                                                                                                    RECTOR

Puerto Montt, 15 de abril de 2021